Un estudio fotográfico nos ofrece un abanico inmenso de posibilidades lumínicas. Consigue los retratos que siempre has querido usando focos profesionales